domingo, 27 de enero de 2008

Madonna Sixtina (Rafael Sanzio, 1512-1514)

Esta obra pintada por Rafael Sanzio es un óleo sobre lienzo y pertenece al periodo del renacimiento italiano conocido como cinquecento.Se fecha entre 1512 y 1514.Actualmente puede verse en el museo Gemäldegalerie de Dresde.
Se cree que fue un encargo del papa Julio II estaba destinado al altar mayor del templo de los monjes de san Sixto de piacenza. También se piensa que su destino final era decorar la tumba del pontífice que era devoto de San Sixto.

La composición de este cuadro es muy detallada y la colocación de los personajes no descuida la simetría. Sus posturas y gestos así como toques de colores le dotan de una gran viveza entre los tonos fríos dominantes. También se aprecia volumen en las figuras La técnica usada en el cuadro es la de la perspectiva "de sotto in su" aumenta la tensión de la escena jugando con las miradas de los personajes y el uso de luz dorada crea la ilusión de la no realidad.
En la parte central aparece la virgen con el niño flanqueada por San Sixto a la derecha y Santa Barabara a la izquierda. Todos entre nubes.
La novedad de este cuadro reside en que no sigue las convenciones de la época la representación de la escena es más propia del barroco.

Acorde con el pensamiento imperante en la época las figuras normalmente son humanizadas en la obra de Rafael, pero aquí se aprecia a una virgen que actúa como intercesora entre Dios y los hombres, se la presenta al público como sencilla y dulce. El niño esta en sus brazos como un signo de redención y el hecho de que los personajes parezcan estar echados hacia delante refuerza aún más esta idea de mediación y las cortinas aportan drama y sensación teatral .Se podría interpretar a los santos como estos mediadores ya que ambos presentan un escorzo en el que parecen dirigirse al exterior. Por último los dos ángeles que aparecen como apoyados en el marco del cuadro dirigen su mirada hacia arriba y separan lo terrenal de lo divino.


Curiosidades

Se cree que los modelos para el cuadro fueron; el papa Julio II para San Sixto, una sobrina de este para Santa Bárbara y Fornarina (amante de Rafael) para los rasgos de La Virgen.

Rafael pinto seis dedos el la mano derecha del papa porque esto representaba que tenía un sexto sentido para interpretar sueño proféticos.

El cuadro esta pintado sobre tela y esto es algo insólito, Rafael casi siempre lo hacia sobre tabla. La explicación que se da es que el cuadro fuera pensado para usarse en un estandarte procesional.

Los angelitos de la parte inferior son más conocidos que el cuadro se han hecho famosos en todo el mundo. Se reproducen como laminas y se usan como decoración en multitud de objetos.

Este tipo de ángel aparece por primera vez en el renacimiento y se llaman putti derivado del término putto que significa niño en italiano.


Breve comentario sobre Rafael

Su nombre completo es Rafaello Sanzio o Santi. Nació el 6 de abril de 1483 en Urbino y murió a los 37 años. En su corta vida dejo un legado artístico muy extenso. Convivió con Miguel Ángel y Leonardo y a pesar de ser el más joven de los tres y viéndose influido por estos, supo desarrollar sus actitudes en la época en la que los pintores dejaban de considerarse como artesanos.
Inició su aprendizaje con su padre Giovanni de Santi (pintor de segunda categoría) pasando más tarde a ser discípulo de Pietro Vannucci, El Perugino. No tardo en superar al maestro .Después se trasladara a Florencia y a Roma. En esta última ciudad desarrollara la mayor parte de su obra
La temática de Rafael no es original, esta adaptada a la época en la que desarrollo su arte, su genialidad reside en que tenía una amplia capacidad de síntesis y dominio de la armonía. Interpretaba perfectamente el ideal de belleza y forma del renacimiento. Dominaba el color y sabía adaptar la temática del cuadro a diferentes técnicas compositivas.
Entre sus obras también destacan las madonna del gran duque, la bella jardinera, la escuela de Atenas o sibilas y Ángeles.


Fuentes: